Antisedentarismo y movernos

Así como almacenamos grasas, podemos eliminarlas, y para eso tenemos a los músculos; o sea, movernos 30 minutos diarios es muy bueno; de esta manera quemamos grasa y logramos holísticamente mejorar nuestros sistemas cardiovascular, emocional, respiratorio, osteoarticular, digestivo, metabólico, endocrinológico, mejor dicho, casi todo el cuerpo y la mente. Por otro lado,necesitamos entre 1200 a 1500 calorías diarias para estar en reposo, y un buen reposo es vital.

El combustible del cerebro es el azúcar, pero el azúcar natural, no el refinado. El estilo de vida sedentario de hoy engorda; son muy pocas las personas que genéticamente están protegidas contra la obesidad siendo sedentarias, lo que significa que debemos movernos.

¿Movernos desordenadamente? No, para eso debemos conocer nuestro organismo y sus ritmos. El ejercicio al momento de una digestión  es fatal.

El resultado de hacer ejercicio en las mañanas, previa ingesta (20 minutos antes) de algo frugal, permite tener las calorías suficientes para un deporte moderado; tener en cuenta que en las mañanas temprano,nuestro organismo  coincide con los picos del cortisol y la adrenalina, lo cual hace más rentable hacer ejercicios y quemar grasas en este periodo, pero es importante que la persona no tenga  problemas de hipertensión o cardíacos, en estos casos es mejor el ejercicio vespertino.

Es idóneo, apropiado y menos riesgoso hacer ejercicio al final de la tarde, antes de caer la noche, habiendo comido algo ligero que permita reponer energías; si hacemos el ciclo perfecto circadiano, mejoramos el peso, sueño y reducimos la temida ansiedad.

El ejercicio aeróbico y de resistencia, sincronizado con un buen plan elaborado por un experto, ayuda a quemar grasa. Insistimos que es importante una buena nutrición acompañando el programa de gimnasia.

Después de un tiempo de hacer ejercicios, conocemos suficientemente nuestro organismo y podemos trabajar el 50% de nuestra capacidad en forma rutinaria y diaria, esto no consume mucho tiempo y da un gran placer físico y mental, los resultados son evidentes.Consideramos necesario una buena evaluación médica y medir el perfil metabólico y de laboratorios, para saber cómo estamos de radicales libres.

Un buen plan de ejercicios, socialización y un buen plan nutricional para conseguir un índicede masa corporal adecuado, nos da felicidad.  Hay que disminuir nuestras ansiedades y buscar el equilibrio permanente. El proceso de envejecimiento con movernos se retrasa, o lo que es mejor, envejecemos dignamente y con buena calidad de vida. Para nosotros los médicos, un ejemplo de la importancia de este tema son las lipodistrofias (Depósitos de grasas en algunas zonas específicas), genéticamente difíciles de erradicar, pero un buen programa de trabajo, tanto nutricional y de ejercicios, es fundamental para reducir estas zonas.

“El Ejercicio extenuante  engorda”

El ejercicio aeróbico y  de resistencia sincronizado,con un buen plan elaborado por un experto ayuda a quemar grasa.

Genética y Salud