Pareja fértil

La pareja que busca tener hijos muchas veces se tropieza con la desesperación, primera causa para mí de infertilidad hoy en día. Sabemos que una mujer ovula una sola vez al mes; en promedio, si tiene ciclos mensuales son 12 veces al año y son escasas horas alrededor de la ovulación que puede ese ovulo ser fecundado.

El ciclo fértil de la ovulación a nivel de ovario varía de mujer a mujer y cada cierto tiempo en la misma mujer hay ajustes temporales. Monitorizar los periodos y conocer la salud del factor masculino es fundamental. No podemos, sin exámenes básicos y 4 meses de control de los ciclos, comenzar a hacer otra cosa; excepciones existen cuando hay enfermedades declaradas que afectan la posibilidad de un embarazo, pero con paciencia, buena pedagogía hacia los ciclos fértiles y una buena higiene, dietética nutricional y de peso, lograremos muy buenos resultados.

Es un tema antiguo como la naturaleza, pero cada día vemos más factores de infertilidad por los cambios en los hábitos no muy sanos de la sociedad de consumo y el stress. La mujer, para bien, pero sacrificando otras cosas, tiene un nuevo rol social y económico. Este rol afecta en forma importante el comportamiento de la sexualidad y el terreno óptimo para ser fecundada; muchas veces nos vamos por la línea de menor resistencia y “ayudamos” con drogas y procedimientos sin haber agotado las primeras instancias que son las naturales. Somos víctimas de buscar resultados rápidos sabiendo que debemos esperar.

Las estadísticas muestran que, de 100 parejas que tienen como mínimo 3 relaciones por semana, sin usar protección y estando en los rangos de edad fértil (De los 15 a los 40 años) al cabo de 12 meses, el 80% lograra el embarazado. Al cabo de 18 meses será el 89% y al cabo de 24 meses lo será el 94%. Queda un 6% que es el número real de parejas subfertiles. Hoy en día muy pocas parejas tienen paciencia ni se dedican el tiempo entre ellos para relajarse y que puedan quedar embarazados.

El stress es la causa más centrada en el problema y muchas veces, nosotros los médicos, tampoco somos lo suficientemente pacientes para transmitir la tranquilidad que debe tener la pareja en la búsqueda de tener sus hijos.

Epilogo:

La pareja debe consultar y ambos cooperar en el objetivo. La valoración del factor masculino para mi es lo primero de todo. Hay que vigilar los últimos 4 ciclos de la mujer y examinar para descartar alguna enfermedad, siendo la más común la inflamación del cuello uterino, de igual manera, hacer la citología y los exámenes metabólicos en la sangre. Hay que mirar los hábitos de ejercicio, nutrición y laborales. También es bueno hacer un perfil emocional de ambos y las expectativas que tienen, respetando sus intereses. Bajar el stress en que vivimos es fundamental.

 

Cerrar menú
×