Cáncer del cuello uterino y VPH

Es supremamente importante que la población humana entienda que el virus del papiloma humano (VPH) es un agente causante de patologías benignas y precursoras de algunos tumores maligno genitales y extra genitales. El advenimiento de la citología a principios del siglo XX logró impactar positivamente la salud de la mujer para evitar el avance del cáncer de cuello uterino, única enfermedad conocida desde su causa hasta el final de la misma en su comportamiento mórbido.

Precisemos a la luz de las últimas actualizaciones:

  • la Citología no es prescindible e irreemplazable, toda mujer debe hacerse su Citología anual durante su vida sexual activa.
  • Cada mujer debe iniciar su citología a los 3 años de haber iniciado su vida sexual o a los 21 años aún si no la empezado.
  • Se debe individualizar cada situación de acuerdo a los resultados de cada estudio citológico.
  • La citología tradicional o en medio líquido, más el tamizaje del virus en aquellas personas susceptibles al cáncer presenta unido a la colposcopia una mejor aproximación diagnostica.
  • Este año ya contamos con las pruebas en tiempo real también, pronto tendremos vacunas para 9 virus y siguen investigando virus emergentes.
  • Además de seguir haciéndose la citología y si ha sido vacunada, el ginecólogo debe tener un apoyo de un buen laboratorio de patología experto que conozca los resultados de citología en la era postvacunal.
  • Es un hecho incontrovertible que la vacuna del HPV inmuniza contra 4 tipos de VPH entre más de 100 tipos de VPH conocidos hasta hoy, lo cual obliga a la mujer a tener los mismos cuidados de siempre en su vida íntima y su comportamiento sexual.
  • El médico de la paciente debe explicar bien que existen otros tipos de HPV diferente al 16,18, 6 y 11 que no están protegidos por la vacuna tetravalente. Obliga esto a estar permanentemente actualizados sobre los tipos que pueden estar causando “oncogenicidad” sin estar inmunizados como el caso del HPV 51 en Latino américa.

A pesar de que los estudios muestran que en la población sensible hay un buen beneficio de la inmunización de la clase económicamente pobre y desnutrida, a la población infectada con VPH que tienen una situación económica y social buena, los estudios de Clearence a 12 meses no muestran diferencia importante en las vacunadas y no vacunadas (48.8% y 49.8 % respectivamente); debemos respetarle el deseo de vacunarse y además ofrecerles tratamiento curativo. (Hildesheim et al., 2007).

No menos importante, el Estado debe garantizar una vacunación (esquema de vacunación, las 3 dosis) a la población pobre de cada país. En el momento que la población menos favorecida tenga su esquema completo y universal, el impacto epidemiológico en salud pública del cáncer cervical uterino mostrará sus buenos resultados.

Oxigenar e hidratar el organismo defiende contra los virus

Un capítulo importante son aquellas personas con historia de verrugas comunes o condilomatosas, estas pueden lograr tasas de curación hasta de un 88%. Es bueno siempre ser insistente en los hábitos nutricionales e higiénicos, comportamiento sexual y tratar como un problema de salud pública las enfermedades de transmisión sexual.
Como hablamos en el artículo anterior, La vulvovaginitis repetida y tratada medicamente sin buenos resultados es factor de riesgo para el cáncer cervicouterina. Recordar también que una mala nutrición afecta tremendamente el ecosistema vaginal, dejándolo vulnerable hacia las enfermedades infecciosas y pro cancerígenas.

Bibliografía actual
Women’s Health Review
Management of Common Problems in Obstetricas and Gynecology Fifth Edition. T. Murphy Goodwin y otros. Wiley-Blackwell 2011
Di Saia Philip J. et al. Women’s Health Review A Clinical Update in Obstetrics and Gynecology 2012 Elsevier
Decherney Alan H. et al. Current Diagnosis and Treatment Obstetrics and Gynecology 2012 Lange Edition
Norwitz , Errol ; Schorage, John. Obstetrics and Gynecology at a Glance. 4th Edition. 2013 Wiley-Blackwell
Reece, E and Beriberi, R. Obstetrics and Gynecology: The essentials of Clinical care. Thieme Verlag Stugartt NY 2010 Online and Print