Hueso y su alimentacion

Octubre 20 de 2018 , un día dedicado para recordarnos de la importancia de cuidar los huesos, organo vivo y que cumple múltiples funciones por lo cual debemos prevenir la Osteoporosis.

HUESO Y SU ALIMENTACIÓN

La alimentación en la menopausia

Si bien todos sabemos hoy en día que la buena alimentación comienza o debe comenzar en la vida intrauterina, ya no podemos regresar pero si corregir.

La nutrición es constante y dinámica en su evolución más cuando los recursos naturales están en peligro. Los hábitos del sedentarismo están llevando a la gente a comer en forma pasiva lo que le digan. Ya es muy claro que la obesidad con acumulación de grasa en abdomen y caderas determinan riesgos para varias enfermedades cancerígenas y cardiovasculares. Prevenir es fundamental y para eso comer bien es fundamental.

Las enfermedades de hormona dependientes están alterando la genética celular del cáncer y están “glaseando” las neuronas llevando a enfermedades cognitivas también.

La salud ósea, dado el cambio demográfico, revierte importancia inmensa en la salud del individuo y la salud pública.

Para evitar estos estragos, recomendamos que la pirámide nutricional después de los 40 y 50 años se desequilibre a favor de vegetales. Los alimentos ricos en oligoelementos, calcio, vitaminas, selenio y magnesio. Macronutrientes sanos como son los carbohidratos complejos y las grasas esenciales. La proteína es necesario limitar su cantidad, pero que tengan los aminoácidos esenciales.

Hoy trataremos la nutrición para la salud ósea. El nivel adecuado de la vitamina D en la ingesta y la exposición solar para prevenir los picos de la PTHA (Hormona paratiroidea) y la resorción del hueso. La vitamina D principalmente en el salmón y las sardinas, aceites de hígado de pescado, en el chocolate puro y la leche fresca o en polvo. Adecuado aporte de calcio, idealmente de la dieta como es el caso del ajonjolí. El fosforo después del calcio para la formación ósea está en las carnes todas bovinas, peces y pollo. En los frutos secos, granos y legumbres. Por supuesto el huevo es fundamental en la dieta humana. El magnesio se encuentra en las semillas, legumbres, hortalizas verdes y tofu. La vitamina K también es necesaria para la salud ósea y se encuentra en las hortalizas verdes: acelga, espinacas, repollitos y repollo.

Evitar el exceso de fibra, alcohol, tabaco y cafeína.

Y no menos importante: la inactividad hace perder hueso. Se necesita una dosis adecuada de ejercicio físico y movimiento.

Siempre será importante: nutrición, movimiento y meditación, el eje de la salud contemporánea.

Oxigenar los huesos es vital

“La Osteoporosis es una enfermedad que puede acompañar la menopausia o el proceso de envejecimiento pero no por eso puede dejar de ser prevenida y tratada”.

  1. David Vasquez S. MD

Referencias:

Varios autores y la referencia principal. Revista colombiana de menopausia Fuente principal Autoría de Marta Cifuentes Acuña Articulo publicado Volumen 17 N 1 Paginas 1930